Voy a correr una maratón, ¿cuándo debería comenzar con un plan nutricional?


Correr una maratón es un proceso realmente retador, que requiere de mucha disciplina, esfuerzo, entrenamiento y dedicación, pero, con un adecuado asesoramiento en la parte de entrenamiento, asesoría médicay ayuda nutricional, los resultados suelen ser asombrosos y realmente motivadores.


Para comenzar un proceso de maratón, es indispensable una guía nutricional para poder realizar el proceso de la mejor manera, garantizando mis requerimientos en cada una de las etapas de entrenamiento, y así llegar en condiciones óptimas al día de la carrera, tanto en composición corporal como en alimentación. El plan nutricional debería de ir de la mano con el inicio de los entrenamientos, debido a que se debe de analizar el estado nutricional al inicio para poder mejorar aspectos en cuanto a alimentación y composición corporal para así obtener buenos resultados y llegar a la carrera en óptimas condiciones.


Tenemos que recordar que la alimentación es nuestra fuente de energía, es decir, nuestra gasolina; si nosotros tenemos un excelente carro, con el mejor motor, las mejores llantas, el mejor equipo técnico, pero no tenemos gasolina, el carro no va a funcionar, lo mismo sucede con nuestro cuerpo. Podemos tener la ropa mas cómoda, unos tenis último modelo, el mejor entrenador del país, y la motivación al tope, pero si no nos alimentamos adecuadamente en cantidad y calidad, los esfuerzos fueron realizados en vano. Debido a esto, el plan nutricional debe de ir de la mano con todos estos aspectos, principalmente cargas y sesiones de entrenamiento, composición corporal y muy importante, la tasa de sudoración.


Es de suma importancia iniciar el programa de maratón con una adecuada asesoría nutricional, debido a que esto ayudará a entender realmente cuales son las necesidades de mi cuerpo. La alimentación para una maratón va más allá de simplemente comer bien el día antes y tomar suficiente agua durante el evento; se debe de contabilizar la cantidad de líquido, sodio y carbohidratos que necesito y debo de reponer por hora, para así evitar calambres, fatiga, golpes de calor y que se agoten las reservas de glucógeno del músculo. Debido a esto, conocer el dato de mi tasa de sudoración es indispensable para poder realizar los cálculos exactos de cada uno de los nutrientes que mi cuerpo necesita y “entrenar” nuestro estomago para poder consumirlo durante los entrenamientos, en miras a la carrera. Se debe de recordar que los entrenamientos cumplen una función esencial en la prueba de distintos aspectos, no solamente de pace y técnicas de carrera, sino también en la alimentación que voy a consumir. Debemos probar cual hidratante nos funciona mejor (o cual van a dar en la maratón), cual fuente de carbohidrato prefiero (geles, gomas, colados, pasas, etc.), si necesito pastillas de sal y demás, para que el día de la carrera ya haber probado todo previamente e ir a la segura de que las fuentes de energía que voy a consumir me funcionan adecuadamente.


Por ende, el plan nutricional debería de iniciarse al mismo momento en el que decido hacer un plan para maratón, e inclusive, antes de comenzar a entrenar. La nutrición juega un papel esencial en el rendimiento deportivo, no solamente nos garantiza terminar la carrera en óptimas condiciones, sino que también ayuda a potenciar y mejorar el rendimiento.

Evolution Marketing  / info@evolutionmarketingcr.com / © All Rights Reserved

Y recibí noticias, notificaciones de aperturas de eventos y temas de interés